Lenovo pierde caso ante la Profeco… pero mantiene el bloqueo al software libre

13 abril 2016

lenovo

CIUDAD DE MEXICO (apro).- Jacobo Nájera, un as de la programación y el manejo del código computacional, adquirió el 11 de noviembre de 2014 una laptop marca Lenovo, modelo Yoga II, por sus funciones operativas, capacidad y precio.

Pero al intentar desinstalar el programa operativo Windows 10, para utilizar software libre o sin licencia de protección industrial, se topó con la funcionalidad llamada carga segura (secure boot, en inglés), que impide ese tipo de maniobras tecnológicas.

Luego de tratar de varias maneras de remover ese componente, buscó auxilio en la comunidad cibernética de expertos, pero fue como arar en el mar. Sus SOS tecnológicos no atrajeron soluciones al enigma computacional de la máquina portátil, número de serie YB01698352 y por la que pagó 7 mil 439 pesos.

“Me gusta utilizar Débian, porque es muy seguro y funcional, y se lo quise instalar a la Lenovo”, explica Nájera, integrante del colectivo Enjambre Digital, dedicado a la promoción y defensa de los derechos digitales.

Noticia completa en este link.


Campaña “Secure Boot vs Restricted Boot” de la FSF

23 noviembre 2012

Microsoft ha anunciado que si los fabricantes de ordenadores quieren distribuir sus productos con el logo de compatibilidad con Windows 8, deben implementar una medida llamada “arranque seguro.” Sin embargo, en la actualidad todavía no se sabe si esa tecnología está a la altura del nombre que se le ha puesto, o en vez de eso ganará el nombre de arranque restringido.

Usándolo de manera adecuada el “arranque seguro” está diseñado para proteger los equipos contra código malicioso (malware) evitando que se ejecuten programas binarios no autorizados durante el proceso de arranque. En la práctica esto significa que los ordenadores que lo implementen no arrancarán sistemas operativos no autorizados — incluyendo tambien sistemas operativos inicialmente autorizados que hayan sido modificados sin haber sido re-aprobados.

Esto podría ser una característica que merezca ese nombre, siempre y cuando el usuario sea capaz de autorizar los programas que quiera usar, así como de ejecutar software libre escrito y modificado por ella misma, o por personas en las que confíe. Sin embargo, nos preocupa que Microsoft o los fabricantes de hardware implementen estas restricciones en el arranque como una medida para prevenir que los usuarios no puedan arrancar otra cosa que no sea Windows. En este caso, es mejor llamar a esta tecnología “arranque restringido,” ya que este requisito sería una restricción desastrosa para los usuarios de ordenadores y de ninguna manera una característica de seguridad.

Por favor añade tu nombre a la siguiente declaración*, para mostrar a los fabricantes de ordenadores, gobiernos, y a Microsoft que te preocupas sobre esa libertad y trabajarás activamente para protegerla.

*Campaña Secure Boot vs Restricted Boot de la Free Software Foundation (FSF)